Skip to content Skip to footer

QUIROPRÁCTICA

La quiropráctica es una terapia de salud especializada en la columna vertebral y el sistema nervioso.

La quiropráctica aporta numerosos beneficios a nuestra salud:
  • Reduce el dolor espalda: cervical, dorsal, lumbar.
  • Alivia las contracturas y ayuda a reducir la tensión de la espalda.
  • Alivia el dolor crónico. Reduce la intensidad y frecuencia de migrañas y vértigos.
  • Mejora la condición y calidad de vida de personas con: escoliosis, osteoartritis, artritis, hernia discal, y otras afecciones de los discos de la columna.
  • Reduce el dolor, inflamación y movilidad en caso de ciática, lumbago.
  • Mejora y corrige la postura, base de muchas dolencias de espalda. Mejora la agilidad, equilibrio, la propiocepción y la postura.
  • Estimula es sistema inmunológico: reducción de infecciones, gripes y resfriados. Mayor defensa ante enfermedades.
  • Disminuye los efectos del estrés. Ayuda a mantener un mejor estado de ánimo y reducir la ansiedad, depresión, insomnio, falta de concentración, etc.
  • Alivia los problemas digestivos: gastritis, estreñimiento, hernia de hiato.
  • Una solución integral y adecuada para bebés, niños, embarazadas, adolescentes, tercera edad, adultos, deportistas y personas sedentarias.

Quiropráctica, una solución integral

El quiropráctico localiza interferencias en los nervios a lo largo de nuestra columna vertebral que puedan estar afectando a nuestra salud. Al corregir esta interferencia se mejora el funcionamiento del sistema nervioso, que generalmente se ve afectado por estrés, ya sea físico (accidente, caída, mala postura); químico (temas hormonales, tóxicos); o mental-emocional.

Durante la sesión se utilizan varias técnicas manuales, adaptadas a cada paciente y condición, para estimular de forma específica el sistema nervioso, y corregir cualquier disfunción.

Mediante el ajuste vertebral se envía un potente estímulo a tu cerebro para que pueda restablecer la comunicación adecuada, y los efectos de este ajuste van a seguir teniendo efecto en tu organismo durante las horas siguientes a la sesión quiropráctica.

Se realiza una anamnesis para conocer el motivo de tu visita, historial de salud, y hábitos de vida. Seguidamente se hace un examen físico, postural, test musculares, articulares, y pruebas específicas quiroprácticas para determinar el estado de tu columna vertebral y tu sistema nervioso.  Una vez finalizadas las pruebas, recibirás tu primer ajuste quiropráctico.

En tu siguiente sesión recibirás un informe personalizado detallando los resultados de los test, junto con una recomendación de frecuencia de visitas, y consejos específicos para ti.

Recibirás un seguimiento personalizado, y se te acompañará en todo momento para que puedas resolver tus dudas, adaptarte al proceso de mejora, tanto en las sesiones como en tu día a día, hasta lograr la estabilización de tu sistema nervioso.

Los beneficios de la quiropráctica pueden extenderse a cualquier persona,  independientemente de su edad o condición. Puede ser aplicada desde bebés a personas de avanzada edad, siendo muy importante durante la etapa de crecimiento para favorecer un buen desarrollo de la salud y prevenir cualquier desequilibrio postural.

1ª Visita (estudio + ajuste) 

60,00 €

Ajuste Quiropráctico

40,00 €

Bono 12 ajustes

440,00 €

Bono 24 Ajustes

800,00 €