Skip to content Skip to footer

LUZ ROJA

La fototerapia tiene un efecto bioactivo en el cuerpo. Estimula los procesos biológicos naturales y proporciona energía a las células para que realicen todas sus funciones.

Al restablecer la salud celular, los beneficios para la salud y el bienestar son innumerables. En sólo 20 minutos la Terapia de Luz Roja puede:

Beneficios para la salud y el bienestar:

  • Reduce la inflamación, ayuda a aumentar la producción de colágeno para conseguir una piel más firme y elástica.
  • Ayuda a disminuir las arrugas, flacidez, suavizar imperfecciones y cicatrices.
  • Alivia la sensibilidad de trastornos como rosácea, psoriasis, acné y estimula la reparación de los capilares rotos en mejillas y nariz.
  • Ayuda a reducir estrías, aumenta el grosor general de la piel, el colágeno y la densidad de la elastina.
  • Acelera la recuperación muscular tras el ejercicio o lesiones, alivia el dolor, el rango de movimiento, los espasmos musculares y mejora el flujo sanguíneo.
  • Ejerce un importante efecto protector sobre la inflamación aguda y el estrés oxidativo. Permite aliviar el dolor articular.
  • Activa el crecimiento del cabello estimulando las células epidérmicas del folículo piloso.
  • Estimula el sistema linfático, que ayuda al cuerpo a eliminar residuos y toxinas.

Estimula los procesos biológicos naturales

La Terapia de Luz Roja es una práctica terapéutica que utiliza longitudes de onda del espectro natural de la luz solar, para iniciar la reparación y curación a nivel celular. Al penetrar en nuestro cuerpo, estimula el interior de las células (mitocondrias), incrementando exponencialmente así todas las funciones celulares.

Para un óptimo beneficio celular, incluido tratamiento profundo de tejidos, recomendamos 20 minutos a una distancia aproximada de 15 a 30 cm y con un máximo de 3 sesiones al día por zona. Tiempo y distancia variaran en función de la respuesta individual al tratamiento.

Protección ocular no es necesaria pero no recomendamos mirar directamente el LED ya que puede resultarle incómodo. Por esa razón ponemos a su disposición las gafas protectoras.

Es necesario descubrir las áreas a tratar para que estén expuestas completamente a la luz. Las áreas no tratadas pueden estar cubiertas si es más cómodo para el usuario, pero no es necesario.

Es habitual sentir un suave calor durante y después del tratamiento. Con el paso del tiempo, con un tratamiento continuado, puedes sentir mayor relajación muscular, menor rigidez y reducción de la inflamación, además de alivio del dolor. Si se siente algún tipo de molestia o excesiva sensibilidad, hay que disminuir el tiempo de exposición o incrementar la distancia hacia la luz.

Sesión

30,00 €

20 min

Bono 6 sesiones

175,00 €

20 min

Bono 12 sesiones

330,00 €

20 min