Skip to content Skip to footer

Beneficios de los ajustes quiroprácticos en las vértebras torácicas

En este artículo abordaremos la importancia de las vértebras torácicas en la columna vertebral y cómo los ajustes quiroprácticos en la zona dorsal pueden mejorar la movilidad y estimular órganos vitales. Exploraremos su conexión con el sistema nervioso autónomo y cómo estos ajustes pueden tener efectos positivos en la salud general, incluyendo la reducción del estrés y la mejora de funciones orgánicas como la digestión y la respiración.

Importancia de las Vértebras Torácicas en la Salud

Las vértebras torácicas o dorsales son la parte de la columna vertebral que comprende la zona media del cuerpo o tórax. Existen 12 vértebras torácicas numeradas de T1 a T12. Estas vértebras están conectadas a las costillas a través de las articulaciones costotransversas y en forman la estructura vertebral en la que se apoya la caja torácica. Las torácicas y las costillas desempeñan un papel crucial en el soporte estructural del cuerpo, así como una función protectora de los órganos internos ubicados dentro de la caja torácica, como los pulmones, el corazón, el estómago, o el páncreas.

Las vértebras torácicas también protegen a la médula espinal, que es parte del SN Central, y que pasa por su interior hasta llegar a la zona lumbar donde se ramifican hacia abajo en una colección de raíces nerviosas denominada cauda equina. Estas proyecciones nerviosas de la médula inervan la pelvis y las extremidades inferiores.

El conjunto de raíces espinales asociados a las vértebras dorsales se ramificará en nervios que inervarán el conjunto de piel, músculos y órganos del tórax, a excepción de T1-T2, que inervarán la zona posterior del tríceps y brazo.

Impacto de Ajustes Quiroprácticos en la Región Dorsal

Los ajustes quiroprácticos en la zona dorsal no solo favorecerán la movilidad en una zona que de por si tendría que ser móvil, pero que ha dejado de serlo a causa del sedentarismo y del abuso de las sillas, sino que además estimularán a los órganos que su ubican justamente en esa zona para llevar a cabo sus funciones vitales de manera óptima. De esta manera, el ajuste enviará una señal al sistema nervioso central que será utilizada por éste para estimular al sistema nervioso autónomo (es la parte del sistema nervioso que inerva a las vísceras y órganos del cuerpo, y es involuntario) y éste estimulará a los respectivos órganos vitales que ahí se encuentren.

De hecho, en la periferia de las vértebras de las regiones torácica y toracolumbar encontramos ganglios y proyecciones nerviosas del sistema nervioso simpático (la parte del sistema nervioso autónomo que se activa en momentos de estrés) que inervarán a prácticamente todas las vísceras torácicas. Por otro lado, en las regiones cervical y sacra encontraremos ganglios y proyecciones nerviosas del sistema nervioso parasimpático (relajación y digestión).

bluezone vertebras toracicas

Proyecciones nerviosas de las ramas simpática (en rojo) y parasimpática del sistema nervioso autónomo.
Fuente: wikipedia

Efectos relajantes de la Quiropráctica

Los efectos relajantes que tenemos tras un ajuste quiropráctico pensamos que se deben a la estimulación de estos ganglios pertenecientes a las ramas simpática y parasimpática que se encuentran en la región paravertebral. Pensamos que existe un efecto modulador de la información nerviosa que reciben y que luego sale de estos ganglios, que se propaga hasta llegar a los órganos diana.

Esto mejorará todas las funciones orgánicas. Mejorarán las digestiones, la capacidad respiratoria, la función hepática, etc. Aumentará el tono del sistema nervioso parasimpático y bajará el del simpático, reduciendo las hormonas de estrés y por lo tanto facilitando y normalizando todas las funciones orgánicas vitales.